La vida es un libro abierto a tu lectura

viernes, 26 de octubre de 2012

BULLYING


Bullying o Matonismo en la Escuela



El Bullying es un tema bastante amplio sin duda alguna, sin embargo, aquí una información leve acerca de cómo podemos actuar  e intervenir como docentes frente a una situación de este tipo, así como también identificarla…
 

 
 
Bullying es una forma de maltrato psicológico, verbal ó físico producido entre personas de forma reiterada a lo largo de un tiempo. Dependiendo del contexto, cualquier persona podría desempeñar cualquiera de los roles en una situación bullying; es necesario dejar claro que están quienes agreden, los que son víctimas, y quienes observan lo que sucede pero no se involucran. 

 
“La intolerancia es un factor determinante para la aparición del bullying… Aquello que no forma parte de lo común es señalado y molestar se hace costumbre”.

 
Las víctimas del matonismo suelen ser jóvenes con bajas habilidades sociales. Por ejemplo son débiles, ansiosos y tímidos. En cambio los agresores asumen un rol de liderazgo y se aprovechan de su fuerza física y aparente seguridad para manipular y hostigar. Este puede ocurrir camino a la escuela, durante el almuerzo, en el recreo, e inclusive durante los tiempos de trabajo en clase. Puede afectar negativamente el desenvolvimiento académico y la autoestima del niño.
 
El Bullying en el ciberespacio:


Las aulas suelen ser el lugar más común donde las y los jóvenes sufren agresiones. Sin embargo, en la actualidad el matonismo también se traslada al ciberespacio, a través de Internet y los teléfonos celulares.
 

¿Cómo pueden los Maestros reconocer Bullying?:


Debido al amplio rango de los niveles de madurez y comportamiento en el aula, es difícil identificar quienes están agrediendo a otros niños que se han convertido en sus víctimas. Pero, si el docente conoce algún caso que le haga dudar debe tomar en cuenta los siguientes síntomas:
 

  • Presenta un comportamiento agresivo y manipulador con sus compañeros.
  • Presenta un comportamiento agresivo y manipulador hacia los adultos en autoridad.
  • Observar si recientemente ha adquirido nuevos artículos (juguetes, lapiceros, dinero, etc).
  • Es cruel con la mascota de la clase y otros animales.
  • Falta de empatía.
  • Tiene amistades problemáticas.
 

Si la docente piensa que hay algún niño con problemas que podría ser resultado de la agresión puede tomar en cuenta los siguientes signos:


- Se queja constantemente por dolores de cabeza o náuseas.

- Presenta miedo de ir a la escuela.

- Tiene problemas en su desempeño académico.

- No participa en actividades extracurriculares.

- Olvida frecuentemente sus pertenencias.

- Presenta algún tipo de lesión.

- Falta de concentración, malhumorado.

- Deprimido.

- Rabietas.

- Constantes sentimientos de frustración.

- Baja autoestima.



Recomendaciones de cómo trabajar frente al bullying o

Matonismo:


Es importante considerar que el bullying debe de ser detectado antes que los niños se sientan solos e indefensos como para lidiar con esa situación.

 
Los docentes tienen la responsabilidad de:

  1. Establecer un ambiente cálido donde puedan existir las relaciones interpersonales verdaderas.
  2. Trabajar procesos de convivencia adecuados en donde se inculque el respeto a las diferencias.
  3. Ser claro y consistente en cuanto a los procesos disciplinarios.
  4. Modelar actitudes positivas de liderazgo en lugar el matonismo.
  5. Proteger y dar apoyo a los niños que han sido víctimas.
  6. Promover las actitudes positivas y reducir las conductas agresivas.
  7. Inquietar y llamar a los padres para trabajar en el mejoramiento de la situación.
  8. Hacer que el agresor escriba acerca de cómo pudo haberse sentido el niño agredido.
  9. Leerle al agresor algún libro ó artículo adecuado para su edad en el que pueda reflexionar acerca del daño que le puede causar al otro; y hacer un reporte de lo leído.
  10. Poner al agresor (como tarea después de haber meditado en la situación de su compañero) a escribir una carta para disculparse.
  11. Organizar con el agresor un plan para reemplazar las pertenencias del compañero en caso de haberse visto dañadas.
  12. Disuadir a los niños de la idea de victimizar ó agredir, estableciendo reglas claras en clase para asegurarse de que cada estudiante comprenda porqué el bullying no será tolerado y cuáles son las consecuencias al respecto.
  13. Hacer que los que observan de largo la situación, puedan denunciar sin temor a ser lastimados.
  14. En el caso del bullying en medios digitales, se debe educar sobre el uso responsable de los medios de comunicación.
 
 

1 comentario:

  1. impresionante!! que mejor tema y sobre todo muy bien ilustrado!!

    ResponderEliminar